20 de mayo de 2018

Día Mundial de las Abejas

El 21 de diciembre de 2017 en Roma, la ONU decidió establecer un día mundial de las abejas, siendo ese día el 20 de mayo.
 
Las abejas y otros polinizadores -como las mariposas, los murciélagos y los colibríes-, permiten que se reproduzcan muchas plantas, entre ellas numerosos cultivos alimentarios.
 
El 20 de mayo ha sido elegido para el día anual, pues coincide con la fecha del nacimiento de Anton Janša, quien en el siglo XVIII fue pionero en las técnicas modernas de apicultura en su país natal, Eslovenia –país que ha impulsado la celebración-, y reconoció a estos insectos por su habilidad para trabajar duramente y requiriendo a la vez muy poca atención.
 
La abeja en particular puede considerarse una auténtica bestia de carga, no solo como polinizador capaz de visitar alrededor de 7 000 flores al día, sino también como proveedora de miel -codiciada desde hace milenios como alimento y medicina-, y por ofrecer oportunidades de sustento que requieren poco capital o propiedad de la tierra.
 
Hoy en día, los polinizadores realizan una contribución adicional a la seguridad alimentaria, ya que no solo fomentan la vida vegetal, sino que actúan como centinelas frente a las amenazas ambientales emergentes, informando de la salud de los ecosistemas locales. Los insectos invasores, pesticidas, el cambio en el uso de la tierra y la práctica del monocultivo, reducen los nutrientes disponibles y representan una amenaza para las colonias de abejas.

3 de marzo de 2018

3 de marzo. Día Mundial de la Vida Silvestre

El Día Mundial de la Vida Silvestre es una oportunidad para celebrar las hermosas y diferentes formas de fauna y flora y para crear conciencia sobre los beneficios que nos trae su conservación.
Como cada 3 de marzo, esta jornada nos recuerda la necesidad de luchar por las especies en peligro de extinción y contra el tráfico de la vida silvestre.
 
Este año el tema del Día Mundial es “Escuchar las voces de los jóvenes”. Su objetivo es capacitarlos y comprometerlos en temas de conservación para que protejan la belleza de la vida silvestre.
 
“Como consumidores, tenemos el poder de exigir que todos los productos de vida silvestre provengan de fuentes sostenibles. Les pido a los jóvenes que preserven su herencia al informarse y actuar para proteger a los animales y plantas en vías de extinción”, declaró en su mensaje oficial para este día el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.
 
Por su parte, la directora de la UNESCO, Irina Bokova, aseguró que se necesita que “los jóvenes se pronuncien, se unan y colaboren en la construcción de nuevos caminos hacia el desarrollo sostenible de manera que se conserve la vida silvestre y la biodiversidad”.

La Asamblea General de la ONU tuvo una reunión de alto nivel este viernes con el objetivo de debatir acciones y desafíos para combatir el tráfico de animales.
 
“En las pasadas cuatro décadas, el planeta ha perdido el 50% de sus animales y plantas salvajes, y en algunas áreas aún más, a causa del cambio climático, pérdida de hábitat, explotación exacerbada, caza y tráfico ilegal”, resaltó ante la Asamblea General Amina Mohamed, vicesecretaria general de Naciones Unidas.
 
Según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, una parte significativa de cada familia animal está amenazada: un 33% de los corales, un 25% de los mamíferos, un 13% de las aves y un 41% de los anfibios.
 
El 20 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU proclamó el 3 de marzo como el Día Mundial de la Vida Silvestre.
Fuente: ONU

25 de febrero de 2018

Futuro preocupante para el sur de España

El sur de España se convertirá en un desierto si no se frena el cambio climático: "Habrá picos de hasta 50 grados".
 
Un estudio científico ha desvelado las consecuencias que provocaría los efectos del cambio climático en nuestro país. Los cultivos no podrán soportar olas de calor de tres meses, que alcanzarán temperaturas de 50 grados.
 
Con el cambio climático lo estamos haciendo mal y tarde. Un nuevo estudio sobre el calentamiento global asegura que en 2100 la temperatura subirá entre 2 y 4,9 grados. Nos quedaremos lejos de cumplir el objetivo del Acuerdo del clima de París, donde se acordó intentar limitar la subida entre 1,5 y 2 grados. "Y además, uno de los principales factores es que Estados Unidos se ha caído de ella, con lo cual es muy difícil que se cumplan esos objetivos", explica David Vieites, científico y director del departamento de Cambio Global CSIC.
 
Según estos datos, la vida en el planeta será muy dura a finales de siglo. "Vamos a poner a muchos cultivos y especies de muchas zonas en el límite de su capacidad de supervivencia", cuenta David Vieites. El cambio climático también nos traerá una consecuencia que ya estamos sufriendo, las olas de calor. "En el futuro van a ser más intensas, es decir, de mayor temperatura, de picos de 50 grados y más duraderas", recuerda Vieites.
 

Desde 1975, la duración de las olas de calor ha ido en aumento en España. En 2015 padecimos una ola de calor de 26 días de duración. Si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, en el año 2100 las olas de calor podrían durar hasta tres meses. Además, España es un país muy vulnerable a la desertificación. Un estudio publicado por la revista Science dice que si no cambia el nivel actual de emisiones, el Sahara avanzará hacia el norte, haciendo que un tercio de España sea desierto.
 
Estos datos tan desalentadores para nuestro país se podrían corregir. Pero de momento, los ecologistas no ven muchos avances. "Desde el Gobierno de España se sigue fomentando y apoyando el uso del carbón, el petróleo y el gas y se tiene completamente bloqueado el desarrollo de las energías renovables", recuerda Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace.
 
Apostar ya por las energías renovables, cuidar los bosques y reducir el consumo de agua podría cambiar una imagen de nuestros paisajes desiertos en un futuro por la de un paisaje rico en flora y fauna.                                                                                        Fuente: La Sexta

3 de febrero de 2018

3 de febrero. Día internacional sin pajita

El día 3 de febrero se celebra el Día Internacional sin Pajita. Su objetivo es sensibilizar al público sobre el problema de la contaminación plástica de este pequeño pero destructor invento.
 
De los ocho millones de toneladas de basura plástica que se tiran todos los años en los océanos, la pajita de plástico sólo supone un 4 por ciento del total.
 
Si nos aferramos a las estadísticas, las pajitas equivalen a una pequeña fracción de plástico marino, pero en cambio, su pequeño tamaño las convierte en uno de los contaminadores más destructores para la fauna marina.
 
Su acumulación en las riberas de los ríos, playas y zonas costeras hace que muchos animales las confundan con comida y al ser ingeridas perforan el estómago de numerosos animales marinos, y taponan sus vías respiratorias.
 
Para muestra, el degarrador vídeo de YouTube que se hizo viral en 2015, donde unos científicos sacan una pajilla incrustada en la nariz de una tortuga marina.
 
 

 
A partir de este vídeo con más de 17 millones de visualizaciones, se ha publicado un documental “Straw” (Pajita), con la participación del actor Tim Robbins, que está recibiendo varios premios en todo el mundo.
 
La pajita para beber ha existido desde hace miles de años, según los arqueólogos, sumerios y babilonios empleaban pajitas, no por moda o capricho, sino para degustar su densa cerveza sin tragarse la espuma. 
 
El problema ambiental se inició en los años 60, cuando se popularizó el uso del plástico de usar y tirar. Hoy las pajitas se utilizan a millones a diario en todo el mundo; y cómo no, también se descartan a millones.

¿Sabías qué? 

28 de enero de 2018

28 de enero - Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2

El día 28 de Enero se celebra el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, o también llamado Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre.
 
Este día fue designado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el día clave del año para tomar decisiones en pro del cuidado de nuestro planeta, con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes de nuestro planeta sobre el cambio climático y los impactos ambientales que esta ocasiona. También busca impulsar el desarrollo y aplicación de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, tales como inversiones en desarrollo de fuentes de energía renovables, cambio a combustibles más limpios, mejoras en la eficiencia de los procesos de combustión y modificar las tendencias de consumo a través de la educación ambiental.
 
Principalmente, el Cambio Climático se ha producido por:
 
– El excesivo aumento de gases de efecto invernadero por quema de combustibles fósiles (carbón y petróleo principalmente).
 
– La producción agropecuaria y el cambio de uso del suelo, en especial la deforestación.
 
– La industrialización y actuales patrones de consumo.
 
– La gestión de residuos sólidos y líquidos en los países desarrollados produce altos niveles de gases de efecto invernadero debido al consumo de energías relacionadas con los patrones de consumo y la gran producción industrial.
 
El cambio climático es  un problema global que afecta a todo el planeta, la preocupación es de todos los países, es así que se firma el Protocolo de Kyoto, un convenio internacional que intenta limitar globalmente las emisiones de gases de efecto invernadero y recientemente sustituido por el Acuerdo de París celebrado en 2015.
 
El dióxido de carbono (CO2) es uno de los gases de efecto invernadero (GEI) más conocidos por su impacto en el cambio climático, aunque hay bastantes más. Todos ellos, cuando llegan a la atmósfera, retienen parte del calor que el sol nos envía, al igual que en un invernadero. Sin ellos, nuestro planeta sería un bloque de hielo. Ahora bien, cuando la cantidad de estos gases aumenta y se altera el equilibrio, el clima cambia y se comporta de manera distinta.
 
El aumento del contenido de dióxido de carbono que se está experimentando actualmente es el componente principal del cambio climático global, por lo que debemos de dejar de lanzar CO2 a la atmósfera, así como los otros gases de efecto invernadero  (metano, óxidos de nitrógeno, ozono, clorofluorocarbonos) o el calentamiento de la tierra será irreversible.
 
Cómo reducir las emisiones de CO2
 

21 de enero de 2018

2018: El Año Internacional de los Arrecifes de Coral

El 18 de enero de  2018 — El Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzó oficialmente el Año Internacional de los Arrecifes de Coral esta semana en Fiji. Durante la ceremonia el Primer Ministro de ese país anunció que nominó grandes porciones de sus arrecifes coralinos como sitios Ramsar, para protegerlos de amenazas como el cambio climático, los desechos químicos y las aguas residuales.
Un sitio Ramsar es designado bajo una Convención que sirve de marco para acciones nacionales y de cooperación internacional para conservar y hacer un uso racional de los cuerpos de agua.

En la inauguración el PNUMA también presentó una nueva alianza con Fondo Mundial para la Naturaleza (
WWF) de respuesta urgente para combatir el daño de los corales.

"Este es un año decisivo para los arrecifes de coral del mundo", dijo Erik Solheim, jefe del PNUMA. "Tenemos una ventana corta en la que podemos actuar, y las Naciones Unidas, WWF y países como Fiji están haciendo un llamamiento al mundo para que tome las medidas que solucionarán el problema este año" agregó.
 
El PNUMA además anunció el lanzamiento de un análisis detallado del estado de los arrecifes de coral del Pacífico. El informe que será publicado próximamente, está basado en datos de 128 islas, cubre 19 países o territorios y cuya investigación incluyó más de 20,000 encuestas, muestra que los arrecifes del Pacífico están generalmente en mejor forma que muchos otros en todo el mundo, pero la estructura y los tipos de corales en esta región están cambiando. Estos cambios afectan los servicios ecosistémicos proporcionados por los arrecifes, especialmente su productividad pesquera.
 
En las últimas tres décadas, la mitad de los corales del planeta ha muerto debido al aumento de la temperatura del agua y la acidificación de los océanos.

Otras amenazas para los arrecifes de coral son la contaminación con nutrientes, sedimentos y plásticos y la sobrepesca.
Fuente: ONU